miércoles, 20 de mayo de 2009

Transmetropolitan: Cyberpunk + Periodismo Gonzo

“Si te sientes deprimido, crispado y agotado, entonces estás en el estado de ánimo perfecto para hacer buen periodismo.” Spider Jerusalem, el perfecto antihéroe

Transmetropolitan es una historieta cyberpunk enfocada en un personaje muy particular: el periodista Spider Jerusalem. Es un hombre malhumorado, antisocial y adicto a todas las drogas existentes. Es un tipo singular, pero es amado por su público, porque escribe sobre la vida real, sobre lo mal que se pasa la vida en las calles, sobre la vida cotidiana de este horrible mundo distópico. Su columna tiene por título “I Hate in Here”, que significa “Odio este Lugar”

Spider Jerusalem es un homenaje a Hunter Thompson el periodista estadounidense creador del Periodismo Gonzo, un estilo periodístico en el cual no es tan importante el objeto de la noticia, sino su contexto. Muchas personas han categorizado al periodismo gonzo como bizarro. La que es considerada como la primera noticia de este estilo fue “El Derby de Kentucky es Decadente y Depravado” (1970). Thompson debía escribir una nota sobre las carreras, pero tomó anotaciones sobre el público que iba a verla. Hizo un análisis sobre la gente que va a esos lugares, deteniéndose en el alcoholismo y la decadencia de estos. El periodista no llegó a tiempo a escribir el artículo, y tomó sus anotaciones y las envió a su editor. Pensó que lo iban a despedir, pero, muy al contrario, fue felicitado por su esfuerzo, su nota había tenido mucho éxito.
Las notas de Thompson eran desorganizadas y confusas, todas narradas en primera persona, por lo que se las trataría como notas de opinión. El artista gráfico Ralph Steadman realizó dibujos expresionistas para acompañar sus artículos. El periodista Bill Cardoso al leer el artículo dijo que era “puro Gonzo”, así quedó bautizado el género.
Gonzo, es una palabra irlandesa, es la palabra que se usa para la persona que queda en pie al final de una competencia de bebida. El periodismo Gonzo está estrechamente relacionado con el hippismo, el anarquismo, y otras contraculturas. Es una manera de expresar, dentro de su propio orden caótico, la realidad que la cultura capitalista y fascista preferiría dejar oculta bajo una cara bonita, una hamburguesa de McDonald’s y un cartel del Tío Sam que dice “Te queremos en las fuerzas armadas”.
La revista Rolling Stone fue casa de Thompson durante años, y hoy en día sigue muy teñida de Gonzo, en Estados Unidos y en sus versiones regionales de todo el mundo.

La prostitución, las drogas, la violencia, la inseguridad total atraviesa las calles de la gran metrópolis, cuyo nombre nunca es revelado, pero que guarda gran similitud con Nueva York, e incluso tiene un monumento semejante a la Estatua de la Libertad. El Cyberpunk está en todos los rincones de transmetropolis. Cyberpunk es un género de la ciencia ficción en el que vemos un futuro distópico lleno de golpes de estado; revueltas revolucionarias; sectas religiosas; bandas callejeras; corporaciones internacionales con más poder que naciones enteras; y una exacerbación de la tecnología que está matando la poca humanidad que queda en los seres humanos.
En Transmetropolitan se dice incluso que por estadística, en esa ciudad nace una religión por minuto.

Spider Jerusalem es el perfecto antihéroe, es el tipo que las madres llamarían “una mala influencia”, todo tatuado, alcohólico, drogadicto y asiduo visitador de prostitutas, muy al estilo John Difool (protagonista del comic Cyberpunk francés El Incal). Incluso, en varios países, en la portada de los comics lleva un cartel de -solo apto para adultos-
Su ex mujer, después del divorcio fue criogenizada, con la expresa orden de ser descongelada solo después de que Spider esté muerto.

La historieta duró 5 años, de 1997 a 2002. El primer año fue publicado en el sello Helix, de la DC Comics. Helix duró poco, y junto a su muerte, nació el nuevo sello autónomo: Vértigo, dedicado especialmente al comic para adultos, sean tanto de crimen, como de terror, westen y ciencia ficción; con sexo explícito y violencia desmedida.
Vértigo se hizo muy famosa por dos de sus comics: Hellblazer, sobre demonios escapados del infierno y un cazador de demonios llamado John Constantine (también fue llevado al cine, con la mala actuación de Keanu Reeves, bajo el nombre de Constantine); y Sandman, la oscura historieta sobre el dios de los sueños.

La historia comienza cuando Jerusalem es llamado por su editor porque lo necesita desesperadamente en la ciudad, lleva 5 años de retiro en una montaña. Cuando vuelve, la ciudad está igual, pero pasaron muchas cosas en el mundo. El mundo del futuro es igual al nuestro, solo que más tecnológico.

Hay vida en otros planetas, seres humanos de otros sistemas solares y seres alienígenos. Pero la cultura moderna lo ve todo como un producto, y no solo los humanos somos así, los aliens vienen a la Tierra a vender su imagen. Una moda de dos años llevo a la convivencia alienigena-humana, como algo cotidiano, durante esos dos años los aliens estuvieron en TV, en revistas, en todos lados, todos querían ser como ellos, compartir sus costumbres, etc. Pero cuando esto se terminó, apareció la nueva moda: la modificación corporal, la nueva tecnología permitía cambiarse la cara, ponerse nuevos músculos, virtualmente cualquier cosa. Para volver a ser el foco de atención, los alienígenas vendieron su código genético, así nació una moda conjunta en la que hombres de todo el mundo se pusieron cara de alien, o medio rostro alien. La discriminación ataca directamente a estas personas, que son segregadas en lugares públicos. Éste es el tema de la primera nota que Spider realiza en el comic, impulsado por las revueltas violentas realizadas por la comunidad transiente (nombre que se dieron las personas que se realizan estas modificaciones) por no poder obtener ningún trabajo por llevar cara de alienígena.

Los responsables creativos de este comic fueron el guionista británico Warren Ellis, y el dibujante estadounidense Darick Robertson. Ambos se habían dedicado, de mala gana, a la historieta de superhéroes, hasta la creación de Vértigo, de mano de Karen Berger.
Transmetropolitan cuenta de 60 números y dos especiales: I Hate in Here y Filth of the city.

2 comentarios:

Dario dijo...

Estuve recorriendo un poco tu blog.
Publicas cosas de muy buena calidad y que creo no están suficientemente valoradas, y se valoran otras no tan buenas; así que te felicito por eso.
Yo soy artista plástico. Me encanta la gráfica y ahora me estoy metiendo a hacer algo de eso un poco más enserio.
Me gustaría que veas mi blog:
www.dariocattalano.blogspot.com

y en este escribo:
www.frutosalvaje.blogspot.com
un abrazo.

Dragon de Azucar dijo...

Esta es el único Comic de vertigo (y de DC) que tengo completo. La historia es genial, porque a pesar de haberla hubicado en el futuro tranquilamente todo lo que cuenta sucidió en la presicendia Bush, o está por hacerlo.

Durante años me corté el pelo al estilo Spider Jerusalem, es decir, me afeite la cabeza (ahora parezco un motoquero redimiro pero bueno...)

Saludos