lunes, 11 de mayo de 2009

El Eternauta, de Héctor Germán Oesterheld y Francisco Solano López

[Desde que comencé con el blog que tengo escrita esta nota, pero estaba esperando una ocasión especial para publicarla. Aprobecho, entonces para publicarla junto con un video que espero que disfruten]


“Éramos Robinsones que, en lugar de quedar atrapados en una isla, estábamos aislados en nuestra propia casa, no nos rodeaba el océano, pero sí la muerte” Juan Salvo, El Eternauta

El Eternauta es una de las más aclamadas historias de ciencia ficción del comic. Durante 50 años fue leída por millones de personas alrededor del mundo. La historia trata el tema de las invasiones extraterrestres y el caos de no saber qué está pasando. Es catalogada dentro de la ciencia ficción, pero otros hablan del género fantástico, ya que pone en escena un factor extraño en una realidad cotidiana.

Héctor Germán Oesterheld nació en Buenos Aires en 1919 fue un guionista de historietas y de cuentos, a partir de su obra, en especial El Eternauta, cimentó el prestigio que mantendrá por siempre. Hoy, a 30 años de su presumible muerte sigue siendo el más respetado historietista de la historia de Latinoamérica.

Cinemisterio fue la publicación donde fueron llevados al dibujo por primera vez los guiones del genio rioplatense. En 1951 comenzó su relación profesional con el dibujante italiano Hugo Pratt radicado en la Argentina. Pratt vivió varias vidas, dicen algunos, ya que nacido en un pequeño pueblito, y criado en la bellísima y mítica Venecia, se dedicó a viajar alrededor del mundo. Sus vivencias en esos viajes dieron cuerpo y alma a Corto Maltés, su personaje más recordado, el marino-pirata italiano-gitano cuyos recorridos van desde Oceanía hasta Buenos Aires y de la estepa Rusa hasta Stoneheadge.

Juntos Pratt y Oesterheld publicaron las aventuras de Ernie Pike, un corresponsal de guerra norteamericano que nos muestra lo mejor y lo peor que puede despertar la guerra del alma humana; Ticonderoga, una historia sobre indios bajo la conquista blanca en el siglo XVIII; y Sargento Kirk, una historia western sobre un desertor del ejercito norteamericano en la época de los indios y los vaqueros.

Estas historietas fueron impresas en Frontera (1957 a 1961) y en Hora Cero (1957 a 1963), dos publicaciones excelentes de Oesterheld en las que dio a luz a muchos de sus personajes. Justamente en 1957 en la revista Hora Cero Semanal se comenzó a publicar El Eternauta con dibujos de Francisco Solano López.

La primera relación entre ellos dos fue en 1955 cuando Solano López suplantó como dibujante Campani en Bull Rocket la historieta guionada por Oesterheld publicada en la revista Misterix.

El Eternauta comienza con el mismo Oesterheld representado en papel escribiendo un guión en su estudio cuando misteriosamente se materializa en la habitación un hombre que se presenta como Juan Salvo, el Eternauta, y le comienza a contar la historia al atónito oyente que nos transmite la historia.

Esa historia que cuenta Salvo comienza en su casa un día normal cuando jugaba al truco (un juego de cartas argentino) con sus amigos Favalli, Polski y Lucas; también estaban Elena, su esposa y su hija Martita. Repentinamente un grito interrumpe su partida. En la calle la gente se está muriendo espontáneamente. Empiezan a mirar por la ventana que da a la calle y ven cómo del cielo están cayendo copos de una nieve fosforescente. Frente al caos y la muerte, Polsky se desespera y corre escaleras abajo para salir a la calle, gritando que debía ir a su casa con su mujer y sus hijos. A pesar de que los amigos intentan detenerlo Polsky y se larga a correr. Salvo y sus compañeros de cartas traban la puerta por dentro al tiempo en que ven caer muerto a su amigo tras el contacto con esa extraña nieve

Así comienza una aventura de supervivencia frente a la incertidumbre de no saber qué está ocurriendo, así descubren la nieve mortal. Salen a la calle en trajes de buzo a caminar por las calles buscando supervivientes, luego de hacer herméticos sus garajes para entrar y salir sin contaminar la casa.

Con el transcurrir de la historia descubriremos que la nieve fue el primero de los ataques de exterminio de una raza alienígena, que los protagonistas llamarán “los manos” (porque sus manos tienen muchos más dedos que los humanos y mucho más largos) que están tomando los lugares más significativos de la ciudad de Buenos Aires como base de su invasión. Los supervivientes de la nieve se juntan y se arman con el propósito de formar un ejército para recuperar la ciudad.

El Eternauta fue y será la obra más grande de la historieta Argentina y una de las más respetadas del mundo.

En 1976 Oesterheld y Solano López hicieron El Eternauta II cuya historia tiene por protagonistas a Juan Salvo, a Elena, a Martita y nuevamente a Oesterheld. Se ubica en un futuro lejano donde algunos sobrevivientes todavía se enfrentan al “ello” (los verdaderos protagonistas de la invasión).

Con los Años se publicaron muchas historietas sobre El Eternauta hechas por otros guionistas y dibujantes en homenaje al ya desaparecido Oesterheld. Entre ellas podemos nombrar El Eternauta Tercera Parte de Ongaro y Oswal, El Eternauta Odio Cósmico de Muñoz y Barreiro, El Eternauta El Mundo Arrepentido sí dibujado por Solano López y guionado por Pablo Maiztegui y otra de esta dupla -que se publica actualmente- llamada El Eternauta El Regreso que deja mucho que desear a los fanáticos.

Por otro lado en 1969 Oesterheld publicó con dibujos de Alberto Breccia, uno de sus más afamados colaboradores una nueva versión del Eternauta en la revista Gente, que dejó de publicarse de improviso. Tenía un contenido político mucho más marcado; por ejemplo, señalaba a las potencias mundiales como las culpables de la inminente caída de América Latina. El gobierno de turno no se sintió “muy contento” con la nueva versión que misteriosamente dejó de publicarse… digamos.

Igualmente Oesterheld y Breccia publicaron juntos durante muchos años. Historias como Sherlock Time donde un jubilado y un investigador recorren el tiempo descubriendo misterios, o Mort Cinder donde un anticuario entra en un mundo de misterios en los que conoce al temible inmortal que da nombre a la historieta.

En 1977 Héctor Germán Oesterheld fue secuestrado y desaparecido por las Fuerzas Armadas durante la dictadura argentina en la ciudad de La Plata junto a sus cuatro hijas. Dicen que fue asesinado en 1978 después de 8 meses de desaparición que seguramente implicaron cientos de horas de tortura. Por llevar una vida comprometida con la realidad nacional y de toda Latinoamérica se convirtió en uno de los treinta mil desaparecidos.

Este Poster es un dibujo histórico que el dibujante Félix Saborido hizo en 1983, cuando se retiro el gobierno militar y volvió la democracia a la Argentina. En él vemos a los personajes de Oesterheld pidiendo por su autor.



---------------------------------------------------------------------------



El Eternauta. Primer Homenaje en Mexico, Mucahi

Gracias a http://museocomicmexicano.blogspot.com

13 comentarios:

Corto Maltes dijo...

Que mas se puede aportar referente a esta historieta mas que repetir que estamos ante una obra mestra de la ciencia ficcion en el comic a nivel mundial. Solo pienso ¿que hubiese pasado si fuera Norteamericana?
Un genio, Oesterheld, que la dictadura no pudo borrar.

Dragon de Azucar dijo...

Si bien el eternauta es la obra más recordada de Oesterheld, no hay que olvidar joyas como Mort Cinder o Ticonderoga.

En cuanto a su desaparición, me molesta mucho que cada 24 se recuerde a Walsh, pero no a Oesterheld, ambos eran intelectuales de la misma taya, ¿por qué uno si y el otro no?

Saludos

ariel tenorio dijo...

muy bueno! la obra maestra del comic nacional hay una secuencia de dibujos cuando sale a la calle por primera vez... que nunca pude borrar de mi retina desde los 15 años cuando lo lei llego a mis manos por medio de un amigo comunista de mi viejo y me flasheo groso el blog loco... gracias por pasar saludos.

Lord Reinberg dijo...

Corto Maltes: La verdad es que aunque la historia de El Eternauta es universal y puede ser leída en todas partes del mundo y conmover a cualquier lector, no imagino que hubiera existido si el autor fuera norteamericano. Toda la historieta está ligada muy de lleno con nuestra realidad latinoamericana, y más aún rioplatense...





Dragón de Azucar: Mort Cinder es una de mis historietas favoritas, y Ticonderoga me parece excelente también, pero El Eternauta es la mayor obra maestra de Oesterheld, y en mi opinión, de las más grandes historietas del mundo.

rocker dijo...

Muy buen artículo, y excelente blog, Juan. Hace un par de semanas que lo descubrí, y ya me estaba extrañando la ausencia de un post dedicado al mayor clásico de la historieta latinoamericana.
Sin embargo, me parece justo hacer un par de observaciones menores.
En primer lugar, la ciencia ficción es, por definición, un subgénero dentro de la narrativa fantástica, al igual que el terror, la fantasía heroica o los cuentos de hadas. La única diferencia reside en que las tramas de la SF se basan generalmente en los principios de la ciencia positiva, pero no por ello deja de pertenecer al género, por lo tanto no hay oposición. El Eternauta es una historia de SF, y por lo tanto pertenece al género fantástico.
La segunda acotación refiere a la suspensión de la publicación de la segunda versión en la revista Gente, que por cierto no tuvo nada de misteriosa, sino mas bien todo lo contrario. Es más, me atrevería a decir que la dictadura de Onganía no tuvo que ver, ya que esos animales tenían métodos más expeditivos para librarse de opositores molestos. Seguramente la Morsa nunca se enteró de nada.
El asunto es, que a poco de comenzar la serie, y viendo que esta versión era políticamente mucho más comprometida que la primera, en un sentido diametralmente opuesto a la línea editorial de la revista, su director, Carlos Fontanarrosa, comenzó a boicotearla, publicando en el correo de la publicación cartas apócrifas en las que se criticaba el trabajo de Breccia. Por supuesto que el verdadero motivo eran los guiones, pero para una revista que se vanagloriaba de ser "liberal" estaba muy mal visto admitir eso.
Llegó un momento en el que, probablemente conociendo el carácter del Viejo Breccia, e intuyendo la respuesta de antemano, Fontanarrosa le exigió que cambiara su estilo de dibujo, so pena de levantar el comic. Ante la obvia negativa de Breccia, la inminente cancelación, y por lo tanto la posibilidad cierta de dejar trunca la historia, Oesterheld decidió resumir las más de cien páginas que restaban del relato en tan sólo ocho. Incluso con el último capítulo se publicó una carta del director, en la que culpaba al Maestro Breccia del levantamiento por ser "ininteligible". De Oesterheld ni una palabra. Corrección política que le dicen.
Todo esto está documentado en el excelente prólogo que escribieran Guillermo Saccomano y Carlos Trillo para la reedición que hiciera La Urraca a principios de los ´80, en el que hasta se transcriben algunas de las presuntas cartas de los lectores. Esa vez los fachos no necesitaron ejercer la censura directamente. Tuvieron un alcahuete que hizo el trabajo por ellos.
Lo tercero, más que una observación es una discrepancia. El Regreso del Eternauta, me parece la mejor de las nuevas versiones del personaje, superando por momentos incluso al Eternauta Segunda Parte, al recuperar la humanidad que el personaje había perdido en tal secuela, conservando, sin embargo el carácter metafórico de la obra, que esta vez se convierte en una alegoría de la Argentina (y de Latinoamérica) post dictadura, con sus desaparecidos (Helena y la resistencia a los Ellos), sus hijos de desaparecidos (Martita y los chicos del orfanato), los ex presos políticos y exiliados de regreso (Favalli, y el propio Juan Salvo), los ex represores devenidos en empresarios y asimilados a la sociedad vía lobotomía neoliberal de los ´90 (el borrado de la memoria de la invasión perpetrado por los Manos), y la generación nacida en este "nuevo orden" (los chicos de la calle que ayudan a Favalli a traer de vuelta a Juan desde el continuum). Todo ello conforma un cuadro de situación tan fiel a la realidad actual de nuestros países como aquella primera historia del ´57. Bastante alejado del voluntarismo por momentos inhumano de la segunda parte (la del ´76), y ni hablar de la fantasía casi superheroica de la tercera.

Salu2,
ROCKER

Dragon de Azucar dijo...

Lord Reinberg: No te niego que El Eternauta sea una joya dentro del comic, lo que digo es que a veces, el brillo de una única obra opaca la calidad de todas las demás.

En todos los panegíricos que leas de Oesterheld en la prensa no especializada siempre, siempre, mencionan al Eternauta, y con suerte y de refilón, Mort Cinder o Sherlock Time y poco más.

A esto me refiero, se lo recuerda a HGO por el Eternauta y no por todo el trabajo intelectual que realizó entre el 45 y su desaparición.

Saludos

Lord Reinberg dijo...

Dragon de Azucar:
No se si es tan así... yo lo veo siempre... Muchas historietas de Oesterheld fueron republicadas en la biblioteca clarin de la historieta; se edito El Che hace poco, lo mismo con Evita, Ernie Pike...

Muchas de sus grandes obras son tomadas muy en serio dentro del mundo del comic...

y vamos a algo, Oesterheld trató temas con excesiva originalidad, pero también él mismo se repetía... Sherlock Time y Mort Cinder, por ejemplo... y esto lo dice alguien que ve a HGO como el mejor guionista de historieta y a Breccia como el mejor dibujante


Yo sigo pensando, que la mejor obra de su carrera es y será siempre El Eternauta

rocker dijo...

Reutilizar conceptos no es un pecado si el resultado implica un avance en la calidad de la narración.
Sherlock Time, por ejemplo, puede verse como un ensayo para Mort Cinder, a la que muchos consideran la verdadera obra cumbre de HGO, por abordar temas más profundos y universales, a veces hasta de carácter filosófico, extremo al que pocas veces llegó en sus otras obras.
Por otra parte, es cierto que hasta en el Eternauta, Oesterheld recicló tópicos que ya había utilizado previamente, y que volvería a utilizar después, como por ejemplo la invasión extraterrestre en un entorno cotidiano (Rolo el Marciano Adoptivo, La Guerra de Los Antartes, Galac Master), lo que él llamaba "situación Robinson" (Juan y su familia aislados en la casa, igual que el Sgt. Kirk y sus amigos en el rancho de Cañadón Perdido, o Dardo Fuentes y su grupo en los sótanos de la Universidad de La Plata), el recurso del héroe colectivo, en el que el protagonimo de la acción pasa de un integrante de un grupo a otro según sea la necesidad del relato (todas las historias grupales de HGO utilizan este recurso), o la dupla en la que el compañero del héroe funge como nexo entre éste y el lector relatando las historias (Germán-Juan, Luna-Sherlock, Ezra-Cinder, Forbes-Kirk, Caleb-Ticonderoga, etc.). Incluso hubo escenas enteras que repitió, como la tirada de dados para decidir quién se probaría primero el traje aislante en El Eternauta, que está calcada de una situación similar aparecida previamente en Bull Rockett.
Sin embargo esto no disminuye en nada la estatura de Oesterheld como narrador.
Hay quienes dicen que los grandes artistas hacen siempre la misma obra una y otra vez.

Salu2,
ROCKER

Dragon de Azucar dijo...

Lord: Estamos hablando de Clarin... el grupo multimedia más grande del país que puede darse el lujo de editar dos colecciones de 'grandes' historietas y una colección en tapa dura de comic de batman... aún cuando les dé pérdidas, tené en cuenta eso.

El común de la gente que conoce El Eternauta no conoce Mort Cinder, o Rolo o Richard Long.

Saludos

Lord Reinberg dijo...

Rocker:

Al final llegamos a la conclusión que yo quería, porque es justamente mi opinión: las dos obras cumbres de Oesterheld son El Eternauta y Mort Cinder! ajaja mis dos historietas favoritas, que leo y releo cada vez que puedo:D


Dragón de Azucar:

Yo quisiera que se le diera más bola a HGO, mi blog lo voy a utilizar en todo lo que pueda. Te paso también una lista de yahoo en la que podés interesarte, que es muy interesante, porque allí se charla sobre temas que tienen que ver sobre toda la obra de Oesterheld-
http://ar.groups. yahoo.com/ group/eternautas /

Y aparte una página interesante de la misma gente: http://www.continum 4.com.ar

Hay mucha gente que pone sus granos de arena para que HGO sea recordado como el mayor guionista de historieta de la historia...

Recordá también que se realizó un homenaje en la Fierro. Se publicó el libro "Oesterheld 50-30 (50 años con el Eternauta, 30 años sin Oesterheld)"


Obviamente que mucha gente nunca conocerá la obra completa, pero se hace lo que se puede, y prometo que pronto voy a escribir un artículo sobre Sherlock Time, para empezar:D

Lord Reinberg dijo...

por si alguien no los conoce, acá se armó el debate y nombramos la biblioteca de historietas clarín... NO LA COMPREN... mejor gastense unos pesitos y comprense una buena edición...

por ejemplo, Mort Cinder en la Biblioteca Clarín es una porquería, lo achicaron muchísimo y no se entienden bien los trazos y mucho menos los diálogos, además que el papel, las tapas, todo es de baja calidad...

Dragon de Azucar dijo...

No te olvides de la pésima encuadernación, que se despega si abris el libro, por ende, es sólo decorativo no para leerlo.

Saludos

El Metiche dijo...

Un saludo fraternal a los amantes de la buena historieta latinoamericana. Ruben Eduardo Soto Diaz. Director del Museo de la Caricatura y la Historieta, en Cuautla, Moreos, Mexico.
mucahi@gmail.com