jueves, 14 de mayo de 2009

El Murciélago de Ciudad Gótica

En Estados Unidos, desde hace décadas, coexisten dos empresas productoras de comics que compiten por el público juvenil. Estoy hablando de la DC Comics, creadora del famoso Superman y la Liga de la Justicia, entre otros; y Marvel Comics, conocida por Spiderman, los X-men y muchos más.

Todos los fanáticos de la historieta saben que la diferencia principal entre ambas productoras está en la psicología de los personajes. El alter ego del hombre araña, Peter Parker, es un chico introvertido y tímido traumado por no haber salvado a su tío habiendo tenido la oportunidad. Wolverine de los x-men es un mutante cuya memoria fue vaciada y lucha consigo mismo por descubrir de dónde viene. The Hulk, el increíble hombre verde, es un científico llamado Bruce Banner que fue afectado por radioactividad que cuando no puede controlarse y se enfurece deja paso a la bestia.

Pero en la DC hablamos de personajes cuya psicología nunca fue demasiado importante, siempre fueron Superhéroes felices y superamigos, sin problemas emocionales y solo preocupándose por defender al mundo de los supervillanos y en algún encuentro amoroso cada tanto con su eterno enamorado/a.

Los personajes de MC tienen problemas más reales y más profundos. Los hombres X defienden los derechos de las minorías en un mundo controlado por los medios amarillistas. Pero Superman vestido nacionalistamente con los colores de la bandera estadounidense defiende la tierra del maléfico Lex Luthor.

Los superhéroes de DC defienden al hombre del mundo exterior (justamente, con un sentido muy nacionalista), cuando los personajes de la MC defienden al hombre de si mismo.

Pero toda regla tiene una excepción, esta excepción es Batman. El hombre murciélago que esconde debajo de su capa y su máscara los peores temores y traumas.

En 1939, hace su primera aparición en la revista Detective Comics. Enseguida se destaca y gana su propia revista. El primer número de la revista Batman aparece el 25 de Abril de 1940.

En un principio el personaje era solamente un detective con un traje raro. Cuando comienza su propia publicación, la editorial pidió al autor que bajara el nivel bélico de la historieta. De esta manera Batman pasó a ser una historia más infantil, ya no usaba armas sino que prefería sus puños limpios para vencer a los maleantes.

En 1986 aparece Batman, The Dark Knight Returns, la historieta del célebre Frank Miller. En esta historia Batman vuelve después de muchos años a su querida Ciudad Gótica para limpiarla del crimen moderno. Pero esta vez hablamos de un hombre murciélago maduro y oscuro, lleno de secretos y un pasado tortuoso; y con un peso muy grande en sus espaldas, el de mantener su identidad secreta a salvo de los medios, ya que Batman no es considerado un buen tipo, sino una especie de terrorista y horror nocturno. En Gotham City sabe bien qué es esa sombra encapuchada que ronda las calles más oscuras.

Ésta historieta fue la primera en mostrarnos al nuevo personaje. La metamorfosis fue radical, convirtiéndola en una historieta mucho más interesante y madura.

La historia del murciélago

Bruce Wayne (Bruno Diaz para España y Latinoamérica) era el hijo de una pareja de alta sociedad de Gotham City (Ciudad Gótica). Una noche la familia había ido al cine a ver una película, pero a la salida fueron acorralados por un asaltante en un callejón mugriento. El ladrón terminó asesinando a balazos a la pareja, dejando al pequeño Bruce huérfano, con solo 9 años. Pero antes de escaparse con el dinero del padre y las joyas de la madre, el maleante se acerco al niño y le dijo al oído “Dime niño ¿alguna vez haz bailado con el diablo bajo la pálida luz de la luna?”

Bruce fue criado por el albacea de la familia y mayordomo Alfred, que lo cuido y lo quiso durante toda su juventud, pero siempre manteniendo la distancia de servidumbre y amo.

Bruce sufrió durante toda su infancia de de muchos problemas psicológicos por la pérdida de sus padres. Sufrió ataques de cólera y ataques de pánico, alucinaciones, paranoias y psicosis. Pero un día calló en un gran pozo en las cercanías de la mansión Wayne. En el fondo del pozo, un túnel lo llevó hasta una gran caverna subterránea oscura y húmeda. Nadie entraba en ese sitio, cuando entró cientos de miles de murciélagos lo acosaron, volaron a su alrededor chocándose contra su cuerpo, olfateándolo temerosos. De ahí en más el joven empezó a crear a su alter ego, para protegerse del dolor que atacaba su psique. Su alter ego: el Hombre Murciélago.

Con los años Bruce se entrenó marcialmente, y fabricó ingeniosos artefactos con el fin de combatir el crimen en Ciudad Gótica. Invirtió su interminable fortuna en este nuevo ser en el que se estaba convirtiendo, un ser oscuro, imparable, tenebroso, y sin piedad alguna pero dedicado a salvar al mundo de la delincuencia y los interminables males del ser humano.

Batman es un superhéroe nacido del dolor, de la pérdida. No sufrió ninguna exposición radioactiva o química ni cayó a la tierra desde otro planeta, ni es parte de una antigua raza guerrera anterior al ser humano. Solo es un niño rico con mucho dolor, no tiene poderes, solo muchos juguetes: tiene un traje blindado, con una capa hecha para frenar balas, mantener el equilibrio y hasta planear en alguna ocasión. Su auto, el Batimóvil, se mueve tan veloz como un avión y está también blindado y lleno de armamento.
El murciélago también tiene armas de la mayor tecnología y un centro de operaciones (la vieja cueva que visitó de niño) en la que convive la piedra prehistórica, el acero de la maquinaria y tecnología computarizada más impresionante, con murciélagos de carne y hueso que siguen haciendo de ese lugar su hogar: La Baticueva.

Todos los Superhéroes tienen su Némesis, tienen supervillanos. Gatúbela, el Acertijo, el Pingüino, son todos muy interesantes, pero hay uno que siempre va a ser recordado: The Joker (en español El Guasón) es un payaso horroroso y oscuro que hace lo imposible por matar al Murciélago y ser el rey del crimen en Gótica. Sus tácticas son siempre hilarantes y súper originales en el horror mismo. El Guasón, que se viste siempre elegante, tiene el rostro de un payaso cínico, pero no es maquillaje, años atrás el murciélago lo arrojó por accidente en un tanque de ácido que le deformó todo el rostro. Mucho antes de eso El Guasón era un gangster común, pero dueño del hampa en Gotham City. En la Primera película de Batman, en los 80s nos cuentan que su nombre era Jack Niper, y que de joven era asaltante, y había sido el maleante responsable de la muerte de los Wayne. El personaje fue reinventado para la nueva película, The Dark Knight. En este caso, las cicatrices de la cara del Guasón quedan en el misterio, incluso, él mismo cuenta diversas historias sobre lo que le ocurrió en la cara pero nunca sabremos cual de esas era la cierta, o si alguna lo era.

10 comentarios:

Dragon de Azucar dijo...

¿Sólo DC y Marvel? Te estas olvidano de Image, Boom, Onipress y un montón de editoriales más que si bien son minúsculas también tienen su mercado y su publico. Yo consumo ultimamente más independiente que Marvel o Dc con sus ideas rancias...

La nota de Batman... no puedo agregar nada. Gracias

Saludos

ariel tenorio dijo...

quien pudiera interpretar al Guason...que personaje!, claro que despues de Heath Ledger no hay nada mas para buscar...
ah perdon hago este comentario por que soy actor o eso intento al menos.

Lord Reinberg dijo...

Dragón de Azucar: DC y Marvel son como Coca y Pepsi... a mi me encanta la cunnington, y asi también me encanta Image, pero no es lo que más se vende...



Ariel: a mi me fascinó toda la vida el Joker de Jack Nicholson, pero cuando vi la nueva película me quedé atónito... no va a haber un mejor Guason

viki dijo...

Es muy bueno este blog, ahora entiendo un poco mejor este tema de héroes y villanos, aunque no me perdía ninguna de las palículas con mis hijos.
Es la última de batman la que más me gustó, me pareció más compleja y arriesgada, y lo de la cicatriz del Guasón, personaje que me impresionó mucho, me hizo acordar a algo que dice en uno de Los cantos de Maldoror, el Conde de Lautremont, el Uruguayo, Isidoro Ducasse,decía, que al no poder sonreir se fabricó él una sonrisa con un cuchillo afilado.

Bueno, saludos

Corto Maltes dijo...

Tengo alguna duda sobre algunas cosas que mencionás sobre la historia de este Heroe. Creo que la principal confucion viene a raiz de la mescla de las peliculas con las historietas.
- Batman no es un superheroe a pesar de andar con ellos. Batman es un detective y asi lo hace notar constantemente Ra's al Ghul. Dado que su inteligencia y su extraordinaria capasidad de pelea llegan a limite de lo humano es que suele ponerse a este personaje en el sitial de superheroe.
- El maleante que mató a los padres de Bruce Wyne se llamaba Joe Chill y la frace que tu mencionas que le dice a el niño al oido es de la pelicula de Tim Burton. Nunca supe que esa frase fuera mencionada en el comic original o en su revision posterior de "Crisis infinita"
- La idea de disfrasarse de Murcielago no viene de la caida en la caverna (esto es de Batman Beguins). A la edad aproximada de 27 años, Bruce Wayne inició su solitaria lucha contra el crimen. Dado el poco éxito que obtuvo, decidió buscar un atuendo que amedrentara a sus enemigos, pues en una de sus lecturas sobre criminología aprendió que "los criminales son cobardes y supersticiosos". En una escena de aires oníricos repetida en varios cómics del personaje, un murciélago rompe el cristal de una ventana e irrumpe en la biblioteca de Wayne cuando éste meditaba; el protagonista lo toma como un presagio y decide que se convertirá en un murciélago.
Todo esto lo se porque estaba preparando un futuro post sobre este personaje pero te me adelantaste jeje.
saludos

Lord Reinberg dijo...

Aclaré que Jack Napier era el nombre del asesino de los padres en la versión fílmica...

y te olvidas de algo que es escencial para apreciar la historieta, algo que mucha gente se olvida y por eso se generan discusiones estúpidas y confusiones:

Cada autor hace lo que le place con los personajes! y esa es una de las cosas más maravillosas del mundo de la historieta! porque así es como Batman se convirtió en el horrendo y oscuro hombre murciélago de 1986 en adelante

Y la escena de la cueva y los murciélagos se repite en muchos comics también, y me resulta mucho más interesante y poética que la que decís vos, que no me asombra mucho tampoco, suena muy DC.
La escena de la cueva creo que está en Year One en un flashback... creo, porque la leí hace mucho, igualmente Year One es una de las historietas en las que se basó Nolan para su película


Quizás un día suba una nota que escribí sobre las películas de Batman, pero es excesivamente larga y no incluye la nueva, la escribí antes de que se estrenara la película en Argentina.

Corto Maltes dijo...

Me quedo claro que Jack Napier era el asesino en la versión Burton. Solo aporté el nombre del asesino porque lo tenía rondando en la cabeza jeje.
Lo de que los autores hacen lo que quieren con los personajes es cierto y eso enriquece la historia en general. En el caso de Batman no es tan así porque por mucho tiempo la figura original de Bob Kane se desdibujó a una especie de payaso para niños.
En todo caso Batman volvió a la fuente al retornar a su esencia oscura desolada y de amenaza.
El Batman de Bob Kane no solo llego a tener un arma humeante en sus manos, sino que en alguno de sus primeros capítulos llega a matar a un villano a patadas en la cabeza.
Aquel Batman vestía un traje con orejas muy puntiagudas como luego se intentó recuperar.
Tu lo mencionas cuando dices que: "la editorial pidió al autor que bajara el nivel bélico de la historieta."
La recuperación final de Batman no comienza en el 86 sino en 1970 con el intento de Neil Adams de recuperar la esencia del personaje de Kane creando a personajes como el magnifico Ra's al Ghul.
Miller le puso el broche de oro en la década del 80 con su Dark Knigth.
En esta historieta, Frank Miller utiliza la escena del murciélago entrando por la ventana cuando Bruce recuerda su origen.
No hay que perder de vista el trabajo de Bob Kane y Bill Finger (a quien Kane jodio) que son los que crearon la columna vertebral de lo que es el personaje, todo lo demás son adornos.

Lord Reinberg dijo...

Para mi el batman original era un tanto chato, prefiero mil veces el personaje de los 80's, que recordá igual quie fue arruinado por la warner en los 900s...

igualmente a mi me gusta mucho más el Batman de Burton y Nolan, que supera a Miller y a Kane para mi gusto personal...

ariel tenorio dijo...

Mira el de cesar romero era bueno tambien , creo que Nicholson tomo algunas cosas de el... pero si sin duda el ultimo es increible,... a mi de las de burton la de gatubela y el pinguino me parece la mejor y esa banda de sonido !!!.... salud!

rocker dijo...

Lord Reinberg, el Batman original era chato porque todos los comic books de la época eran chatos. Recordá que la reivindicación del comic como fenómeno cultural recién comenzó en los ´60. Antes de McLuhan, Eco, o Coma la historieta era considerada universalmente un producto de consumo exclusivamente infantil. A diferencia del comic de prensa, que también era leído por los adultos que compraban el diario, lo que exigía a los autores cierto nivel de calidad tanto artística como literaria, en el caso de los comic books, por estar dirigidos a los niños, esa exigencia bajaba muchísimo, lo que generaba, con algunas excepciones (Eisner, EC Comics), obras bastante simplonas.
No me parece procedente comparar obras de géneros diferentes, ya que utilizan lenguajes diferentes. Qué es mejor, El Quijote de Cervantes o la adaptación de Will Eisner? Blade Runner o Sueñan los Androides con Ovejas Eléctricas? El Drácula de Bram Stoker o el de Coppola? Es comparar peras con tornillos.
De todos modos, habla muy favorablemente de la versión de Burton el hecho de que el propio Bob Kane declaró, después de ver la primer película del Encapotado, que así era exactamente como había imaginado originalmente a Batman.

Otros artistas a los que Kane jodió fueron Jerry Robinson (el creador de Robin, algo que el Tío Bob negó hasta el día de su muerte), y los mismísimos Jerry Siegel y Joe Shuster, a quienes Kane prometió testificar a su favor en el juicio por los derechos de autor de Superman, y dejó en la estacada al no presentarse, a cambio de un contrato en el que DC reconocía su autoría de Batman. Por ese contrato es que, aunque no aparezcan acreditados ni el dibujante ni el guionista, en todas las historias de Batman aparece el cartelito de "created by Bob Kane", es más, hasta fines de los ´60 la firma de Kane era la única que aparecía, aunque él no hubiera tenido ninguna participación en la creación.
Es por eso que, a pesar de que Batman es mi superheroe favorito, en mi libro Bob Kane figura, junto a Stan Lee, como dos de los chorros más grandes de la historia del comic.

Salu2,
ROCKER