domingo, 21 de junio de 2009

The Sandman, de Neil Gaiman

“El rey de los sueños aprende que uno debe cambiar o morir y toma su decisión” Neil Gaiman

Editorial Vértigo, de la DC Comics, siempre se dedicó a publicar todo lo que la empresa DC no se atrevía. Todos aquellos comics políticamente incorrectos que la empresa, responsable de Superman y la Liga de la Justicia, tenía que rechazar porque no iban de acuerdo al estilo que le estaban queriendo dar a sus historietas, eran enviados automáticamente a Vértigo.

Vértigo publicó comics muy oscuros y densos, como The Preacher, V de Vendetta o Transmetropolitan. La violencia y el sexo casi explícito es lo que los hacía políticamente incorrectos para la DC. Pero Vértigo nace en el año 1993, de la mano de Karen Berger, directora ejecutiva de la empresa madre.

Hubo un comic que DC supo que debían publicarlo desde el primer momento en que lo tuvieron en sus manos, desde antes de la creación de Vértigo. Era The Sandman, con guión de Neil Gaiman y dibujos de varios artistas, entre ellos Sam Keith y Malcolm Jones III. Más tarde The Sandman volvió a publicarse en su totalidad dentro de las colecciones de Vértigo.

Este comic es precisamente, como bien dice Pablo de Santis en su libro La Historieta en la Edad de la Razón: “The Sandman y sus historias representan el intento por reducir la brecha entre el comic de autor y el éxito editorial; el ideal que propone es una revista de culto de llegada masiva.”

Ya las tapas de The Sandman resaltan algo en particular, no estamos frente a una historieta común y corriente, sino que (de nuevo utilizo las palabras de Pablo de Santis) estamos en presencia de un “comic de arte”. Las tapas de esta historieta fueron realizadas por el ilustrador David McKean.

Durante los 80’s el lector de comics le permitía a los dibujantes que hicieran volar su espíritu experimental hasta niveles excepcionales, mezclando estilos, y jugando con la confusión y el expresionismo. Pero el ilustrador de tapas no tenía la misma suerte. El lector exigía del ilustrador un realismo más allá de todos los límites. Se buscaba una nitidez excepcional en cuerpos musculosos, naves espaciales y monstruos marinos.

Si este es el contexto en que comenzó The Sandman en el año 1988, podemos ver que David McKean fue un pionero absoluto. Ya que sus portadas no solo mezclan diversos estilos pictóricos como la acuarela, el collage, oleos, ilustraciones, fotografías sobreexpuestas e incluso caligrafía. Muchas veces, este extraño rompecabezas expresionista no deja prever absolutamente nada sobre la historia del comic. Por lo tanto, estas tapas son una especie de filtro o “contraseña” (como dice de Santis) para que el lector sagaz comprenda que está frente a un comic complejo que precisa algo más que una lectura rápida.

Hay otro factor que hace que esta historieta fuera única en su momento. Hablo del reconocimiento del guionista, fue el primer comic con prólogos y epílogos. Fue una especie de reclamo de inclusión de la historieta no como arte plástico o gráfico sino como arte literario.

La historia del comic tiene un grado de oscuridad que a veces supera incluso el de los dibujos que la componen. Todo comienza cuando una especie de logia masónica parecida a una secta esotérica se reúne en Inglaterra y realiza un macabro ritual para capturar a La Muerte en un círculo mágico, para poder vivir para siempre, sin que la muerte exista en ninguna forma y en ninguna parte del universo. El ritual funciona, pero hubo un problema, y en lugar de atrapar a Muerte atraparon a Morfeo, el Sueño.

Morfeo, el protagonista de la historia, es la representación antropomórfica del Sueño. Físicamente es un joven alto y delgado de cabellos negros y piel blanca. Vale decir que todo el comic es de una estética gótica muy presente en todos los personajes y situaciones. Morfeo tiene una forma de ser que recuerda a los músicos góticos de fines de los 80’s. Este detalle estético es una de las cosas que lograron una masificación del comic durante toda su tirada que comenzó en 1988 y concluyó en 1996.

The Sandman es un antiguo personaje del folclore anglosajón. La traducción literal es El Arenero, y era un hombre que llevaba una bolsa de arena mágica que esparcía sobre los ojos de los niños para hacerlos dormir y tener dulces sueños. Esta fantasía es tan hermosa como naif. Y el hecho de que la historieta sobre Morfeo se llame así le da un toque más macabro aún.

Morfeo, osea Sueño, pertenece a una familia de siete hermanos, llamados Los Eternos. Destino, Muerte, Sueño, Destrucción, los gemelos Deseo y Desespero, y Delirio. Todos ellos son las representaciones antropomórficas de estos conceptos, oscuros todos. En inglés, los nombres de los siete hermanos comienzan con la letra D.

Continuando con la historia, durante más de cincuenta años, la secta mantuvo cautivo a su prisionero, sin saber que hacer con él. Lo mantuvieron en una cárcel mágica de cristal en un sótano oscuro. Durante todo ese tiempo, Morfeo no envejeció ni cambió en lo más mínimo. Pero lo que creció fue su ansia de venganza.

Comenzaron a haber problemas y diferencias políticas entre los miembros de la secta, finalmente, en un descuido de sus captores, el arenero se escapó. Y comenzó su vendetta. Pero luego de 50 años de odio y de tiempo para planear, el asesinato es lo menos interesante. Morfeo no quería ver muertos a sus captores sino castigarlos, hacerlos sufrir.

Uno de los castigos más terribles que llevó a cabo fue el de mantener a uno de estos hombres en el eterno despertar. Como aquellos sueños que tantas veces fueron utilizados en guiones de series de dibujos animados y películas humorísticas en los que el personaje despierta y pasan cosas extrañas y vuelve a despertarse y así sigue en una cadena de despertares. Sandman atrapó a su víctima en un eterno despertar, y en cada uno de sus despertares es asesinado de las maneras más crueles.

Durante los 75 números que dura la serie, Sandman se convertirá en realidad en un disparador para contar diversas historias. En un comienzo las historias eran siempre cuentos de terror, más tarde se amplió el comic al género Fantástico.

15 comentarios:

salvadorsanz dijo...

yo estoy esperando un legion en tamaño real tambien, o por lo menos algun limado que se presente disfrazado en algun cosplay bizarro jeje!!
abrazo

Corto Maltes dijo...

Increiblemente este es uno de esos clasicos que todabia no leí por eso de dejar algo bueno para un momento ideal. Me pones los pelos de punta con tu articulo, me da le desesperacion por leerlo ya.

Choropeitor dijo...

Creo que Sueño estuvo atrapado 70 años. Bueno, igual 50 años es mucho tiempo.

Recuerdo que los drásticos cambios de dibujantes que tenía la historieta (en el medio de alguna de sus sagas) me molestaba, aunque nunca lo suficiente para perder el hilo de la historia.

Una observación re aguda que leí hace mil en una Comiqueando, decía que en The Sandman, las que llevan los pantalones son las mujeres. Que los personajes masculinos en general eran todos medio cobardes, tramposos, maricones, depresivos, pajeros...

¡Buen posteo!

Y Dave McKean es un caso aparte.

Yo bajé del Ares "Violent cases" y "Black Orchid".

Ambas con guión de Neil Gaiman.

Black Orchid es linda, para quines no la vieron, Dave mcKean acá dibuja, no hace tanto collage virtual-escultórico-fotográfico. También pone en práctica eso de que ciertos personajes tienen un globo de diálogo distinto (como por ejemplo los eternos, en The Sandman). Y aparte aparece La cosa del pantano.

Oh, y dicho sea de paso, también del Ares se puede bajar lo que hizo Alan Moore de La cosa del pantano. Donde se rastrean ideas que luego perfeccionará en Watchmen.

Yo creía que The Sandman era el mejor cómic en inglés posible hasta que leí Watchmen. Claro que ésta es mi mera opinión.

Igual espero que nunca se haga una peli sobre The Sandman. La de Watchmen no quise ni bajarla para no agarrarme úlceras de la indignación...

Por suerte, por la estructura de The Sandman, tendrían que hacer más pelis que para Harry Potter para abarcar más o menos el mundo según Gaiman.

¡Buen posteo!

Lord Reinberg dijo...

muy bueno tu aporte en mi blog, voy a tratar de conseguirme black Orchid y Violent Cases, me encanta Neil Gaiman, y me intrigó mucho lo que decis de McKean.

Y planteaste sin querer algo que nunca entró dentro de mi blog salvo por un leve comentario que se me hizo en la lista Eternautas, cuando comencé el blog... Yo originalmente posteaba en fotolog, y adjuntaba a los artículos archivos para descargar las historietas de internet. En la lista Eternautas no me permitieron pasar el chivo del blog porque no aceptaban hacer propaganda a páginas de descarga virtual de historieta.

Por mi lado, desde mi humilde opinión: La descarga es un gran avance para la historieta argentina, porque no muchos tenemos plata para pagarle a la Urraca, o a otras de esas fantásticas editoriales que nos dan el regalo del arte por una módica suma de 60, 70 u 80 pesos...

Y me parece que la descarga virtual favorece a los autores de historieta (mismo con los libros y películas) ya que así logran masificar su obra y llegar a públicos insospechados...


que se arme el debate

Choropeitor dijo...

Yo creo que si tenés la posibilidad de comprar un cómic nuevo que no viste, pero de un autor que admirás, está piola fijarte antes, chusmearlo.

Yo si tuviera la plata, me compraría Watchmen, por ejemplo.

O algunos números de The Sandman. Algunos ilustrados por Shawn McManus, o por Marc Hempel. O por Michael Zulli. Bah', hay muchos dibujantes copados ahí.

Nada reemplaza tener la historieta entre tus manos.

Otra que está una masa es La broma asesina.

Por otro lado, y en una onda mucho menos "cultural", me encanta leer todas las semanas la traducción de Naruto, hecha por fans.

Me parece un impecable ejemplo de amor al cómic, lo que hacen los pibes esos, de traducir y limpiar un escaneo medio baqueta de una historieta con tanta devoción, hasta dejarla bien legible. No creo que vean un mango los pibes esos, y en nada perjudican al autor; como bien decís, ayuda a difundir las obras hasta lectores que de otra forma, nunca podrían disfrutar de ellas.

El verdadero amante de una buena ficción se la va a terminar comprando, tarde o temprano, si se trata de una ficción que resiste el paso del tiempo.

Dragon de Azucar dijo...

De todos los arcos argumentales de Sandman el mejor a mi ver es el primero, tal vez por los diseños de Sam Kieth, tal vez porque es la historia más estructurada y con un 'final'-

Sobre la descarga directa de comics: Sucede igual que con la música, no me compro un disco sin antes escucharlo (cosa que musimundo no permite hacer y en las radios no te muestran mas que los 'temas de difusión'), me pasa igual con los comics, compro más cosas en papel ahora que puedo leerlas y verlas en digital que cuando sólo podía pedir material por catalogo (y los chascos que me llevé comprando por catálogo son innumerables...)

Saludos

Lord Reinberg dijo...

Yo en general compro historieta que no lei, y la compro sabiendo que me va a gustar... jajaja

digamos que en los últimos tiempos compré: Perramus, Mort Cinder (que nunca habia terminado de leer), varias de Enki Bilal y el libro de historietas Tabula Rasa...

Todas historietas que sabía que iba a disfrutar muchísimo. Pero tampoco es que no compre las que ya lei, sino que aprobecho internet para leer cosas como Akira, Watchmen, V de Vendetta, El Incal, La Casta de los Metabarones... porque si los quisiera comprar ((que en realidad si quiero) tendría que desvalijar mi casa--- 700 pesos casi pago por Akira completa a color...

oenlao dijo...

ya vuelvo...

oenlao dijo...

muy buena reseña. yo lo lei alguna vez, una parte y no me gusto o nolo entendi, no me acuerdo.

con respecto a htas onlineme me gusta leerlas pero solo compraria las que me gusten mucho o las que continuen una historia que me gusto. yo no bajo nada de internet. por que no me interesa demasiado, tal vez mas adelante. solo leo los blogs de htas online.

oenlao dijo...

mi opinion sobre bajar htas en internet me parece que esta bien, sobre todo las de precios muy altos.

oenlao dijo...

tambien me gusta muchisimo mas leerlas en papel.

Manco Cretino dijo...

Hey! 'Cho gusto, loco.
Este es uno de "los grandes" que me han recomendado y lo tengo pendiente en la biblioteca.
Habrá que armarse de unos $$$... estem... ¿algún usadito por ahí? (estuve viendo precios por la web... glup!)
Husmeando... Manco Cretino

Manco Cretino dijo...

En cuanto a la descarga de comics:
1- es la genial oportunidad que tenemos de leer lo inalcanzable como bien queda claro en mi anterior comentario (je). Cierto es que al menos para nuestra economia algunos (todos?)los extranjeros son inalcanzables!
2- Me han pasado archivos con historietas (hace meses ya) que no he leido aun... qué querés que te diga.. si tengo en papel sobre mi mesa de luz, ni loco me quemo los ojos leyendo en pantalla.
3- Suponiendo que estuviera sin comics en papel por leer, está bueno descargar. Principalmente extranjeros... si, que tanto, más vale pongamos un pesito en los pocos que todavia se la juegan acá, los locales. Aunque se edita tan poco... (por algo laburan tanto para afuera).
4- Es algo muy parecido al tema de la música... si amás a tal o cual banda, te esforzás y lo comprás. Idem aquí. Lo restante... pirates!!!
5- Seré curioso... ¿desde donde se bajan los comics? jajajaajjaajaja para saber, digo.
Ignorante... Manco Cretino

Lord Reinberg dijo...

jaja me hicistte acordar a Les Luthiers Manco...

"Seré curioso, Qué Droga consumen?"

Choropeitor dijo...

Manco:

Yo bajo los cómics desde el Ares, aunque hace tiempo, en el E-Mule encontraba muchas más cosas. El Ares se usa más para música, pelis y programas.

Sino, tenés sitios como Taringa, que también tienen cosas piolas.

También hay blogs que suben direcciones de rapidshare, mediafire, etcétera, desde donde comenzar las descargas.

Si bajás cómics en el formato .cbr, necesitás un programita llamado CDisplay, que es para visualizar el cómic en pantalla completa (es muy cómodo).

¡Felíz descarga!